lunes, 11 de diciembre de 2006

Le Orme Felona E Sorona.

Le Orme Felona e Sorona.

Año 1973.

Canciones:

Sospesi nell'incredibile
Felona
La solitudine di chi protegge il mondo
L'equilibrio
Sorona
Attesa inerte
Ritratto di un mattino
All'infuori del tempo
Ritorno al nulla


Para muchos especialistas y aficionados del rock Progresivo, esta obra de 1973, es la quintaesencia de toda la carrera de Le Orme, el punto más álgido de su carrera y el álbum más acabado de cuanto hayan grabado, como se puede observar al buscar información de este disco en Internet. Nadie puede quedar indiferente ante lo hecho por estos excelentes músicos , quienes, conservando la alineación formada por Toni Pagliuca – Teclados, Aldo Tagliapietra - voz, bajo, guitarras y Michi Dei Rossi - batería, percusiones, ofrecen una obra que en verdad se puede resumir como la cristalización de todos los conocimientos musicales, de las influencias adquiridas y de su grandiosa imaginación, una obra donde se expresa el amor y se exalta la gloria y que sin duda esta es música descriptiva, dramática y simbólica. En esta grabación Le Orme utiliza un lenguaje más colorido, mas humano y atormentado, que se enriquece con las formas melódicas o armónicas, con textura y timbre; adicionalmente esta suite tiene un concepto muy interesante, que trata sobre la vida en dos planetas que tienen una estructura idéntica, pero que la diferencia radica en que uno se ve favorecido por el Creador y el otro simplemente se las arregla como puede, las mismas letras reflejan el carácter épico y mitológico que tratan de dar a entender al oyente y así ser transportados a este universo, encantado y sugestivo, obviamente la música contribuye largamente a que se entienda la atmósfera reinante en estos dos mundos que han sido nombrados Felona y Sorona y que son habitados, aparentemente por una forma de vida similar a la humana.


La letra contiene como lo señale elementos que en cualquier mitología o religión de las diferentes civilizaciones han usado cabe aquí el ejemplo bíblico de Caín y Abel, donde Dios benefició y miró con más agrado a lo que hacia Abel que lo que se esforzaba Caín y que finalmente, a diferencia de esta obra, Caín mata a Abel, sin embargo podemos encontrar paralelismos de este asesinato fraticida en Felona e Sorona, ya que el creador al voltearse a atender a Sorona, Felona inicia un decaimiento, lo que a “ grosso modo” podría representar un “crimen”.


Siguiendo esta línea de pensamiento, también se encuentran elementos filosóficos muy enraizados, como la representación de dos momentos durante una jornada, el día (Felona) y la noche (Sorona), y las diferentes formas de vida entre una y otra, así como el cambio de humor en los seres humanos dependiendo cual plano les agrada más. En el plano animal existen organismos que solo salen a buscar actividad de noche y otros que realizan sus labores durante la vigilia. Por lo que debemos entender esta obra de una manera arquetípica, es decir buscando dentro de la historia de las religiones y la filosofía las respuestas, ya que casi todas las teorías gnoseológicas y ontológicas (véase las teorías del filosofo A. Kojeve al respecto), de estas, han tratado de dilucidar esa lucha de un contraste gemelo en sí y que representa la unidad podría decirse “sagrada”, pero esto es “harina de otro costal”.

En fin la historia versa como lo dije, sobre dos planetas en los cuales son idénticos entre si, creados por una unidad divina que solo favoreció a uno de ellos (Felona) y al otro lo descuidó (Sorona), y se supone que en uno la gentes es feliz y esta realizada como seres mientras que en el otro podría ser el mismo infierno, donde solo se vive tristeza y amargura, y solicitando a la unidad divina ayuda, y a lo largo de esta admirable obra , muestra que el creador mantiene un equilibrio precario, a costa de uno de los mundos (Sorona), para poder seguir proporcionando la calidad de vida que tiene el otro (Felona), pero algo sucede que dentro de la melancolía diletante de la unidad divina creadora, y cree que es tiempo de ver hacia el otro lado (Sorona) y entonces se produce algo único en la vida de estos mundos al ser iluminados de manera simultanea y que provocaría la transformación simultanea de los mundos, cambiando lugares y por consiguiente Sorona seria el lugar privilegiado y Felona poco a poco se iría malogrando, para pasar posteriormente a una reformación y a un final apocalíptico, donde todo seria mezclado y regresado a la unidad primaria divina, o sea al Creador . lo que nos hace confirmar las teorías ya señaladas líneas arriba.


La música creada aquí es de una finísima calidad y que ha soportado muy bien el paso del tiempo, coloca a este excelso grupo en las alturas de la música Progresiva y un lugar reservado en el panteón del rock progresivo. La edición para el mercado ingles, que hizo el líder de Van der Graff, Peter Hamill sobre esta obra y un tour por Inglaterra nos confirma la internacionalización de este gran grupo Progresivo.


En cuanto a la música, Tony se afirma una vez más como el gran maestro del teclado que es, dándonos buenas dosis de órgano Hammond, Melotron y sintetizador, y haciendo gala de un estilo variado y cuya sólida escritura manifiestan su grandeza. Por su parte Aldo nos deleita con esa voz prodigiosa que es la delicia de muchos de nosotros y que, aparte de Francesco di Giacomo del grupo Banco del Mutuo Soccorso, es de las más identificables del Progresivo italiano, donde habla un lenguaje coloreado y muestra un verbo inagotable, así como la utilización de la guitarra acústica de una rara y sombría finura y el bajo donde mantiene un soberano e indiscutible equilibrio ante los demás instrumentos y finalmente Michi hace gala del conocimiento y la técnica que ostenta con los instrumentos de percusión, principalmente la batería, y los ritmos con los cuales colma las melodías y que poseen un sello de incontestable grandeza.


Derivado de lo anterior, podemos afirmar que así como la letra de esta obra, nos lleva a este universo animado y suspendido en un tiempo extraño, la música hace lo propio mostrando como la naturaleza de los sentimientos son perfectamente compatibles con las notas musicales que van construyendo una estructura única y continuada y que van pasando de la alegría sencilla (e.g. Felona) a una tristeza y desolación evidentes (e.g. Sorona, Attesa inerte), a la esperanza que da una chispa de vida (e.g. Ritratto di un mattino), y al caos y regreso a la nulidad absoluta (e.g. Ritorno al nulla), no hay duda que la obra se caracteriza por una estructura hábil y prodigiosa donde prima la melodía y donde el grupo se complace en valorizar los diferentes planos sonoros, los juegos y los timbres de sus instrumentos.

Esta obra se compone de 9 piezas musicales que van entrelazadas unas con otras, al estilo de una gran Suite y también utilizan de manera inteligente, unir las canciones de tiempo más largo con intervalos cortos, donde en la mayoría de las canciones, Taglapietra hace uso de su finísima voz y los simples pero efectivos, acordes de su guitarra acústica, para lograr de manera contundente una obra única y magistral, lo que me recuerda un poco en la opera y el teatro de Euripídes, similares aspectos que se utilizaban en esos artes (e.g. la función del coro), estas canciones son de tiempo variable y contienen la rara virtud que también es posible escucharlas individualmente y con ello no demerita en nada a toda la obra ; asimismo es también clara la experiencia asimilada en su anterior disco Uomo di Pezza, y los elementos musicales que allí desarrollaron son utilizados de manera exhaustiva en esta gran obra, pero con la diferencia que aquí el tema es más conciso, concreto y más organizado que en aquella.

Finalmente hay que hacer mención del arte contenido en el disco y que se supone representa a los dos mundos en cuestión, Felona representado por la mujer y Sorona que en este caso es una figura masculina, y que muestra una sorprendente similitud con las obras que realizo su paisano Giorgio de Chirico, a principios del siglo XX, que es de un surrealismo exquisito y misterioso, así como agobiante y enigmático., sin duda un arte muy sombrío, mostrando un pesimismo nostálgico que pocas obras, en las tapas de los discos, han logrado transmitir y ser consistentes con la música contenida en ellos, en este caso es total y absolutamente integrado con la música desarrollada aquí por Le Orme.

Pasemos a las canciones:

1.- Sospesi nell'incredibile.- Al igual que en la anterior obra de este gran grupo, inician con una pieza musical de larga duración y con cambios exquisitos que solo ellos son capaces de realizar, una pieza que sirve de introducción perfecta a lo que será esta Suite; es innegable las influencias “clásicas” y se nota a leguas el uso de Tony de la flexibilidad de la melodía en sus teclados, aunado con el rigurosos contrapunto, que va marcando el bajo de Tagliapietra y el ritmo incesante y frenético de la batería de Michi, para crear un arte superior y envidiable, pero al mismo tiempo majestuoso y glorioso, como música de los Ángeles, sobre todo cuando Aldo comienza a cantar los primeros versos de la letra, sin duda es un momento de sublimación absoluta y quien no sienta eso, definitivamente no debería de escuchar ninguna música, por humilde que esta sea. Es notorio el cambio a un ritmo más dinámico, pero que no deja de ser nostálgico, a partir del minuto 5:30 y que gracias al Hammond de Pagliuca y la línea etérea de la melodía del bajo, hacen sentir ese estado de la conciencia , que es de un abandono o una especie de aflicción difuminada, pero que seria adornada con matices extraordinarios del Moog de Tony y el ritmo decidido de la batería de Michi, haciendo gala de su minuciosidad como percusionista, sin titubeo es un pasaje mucho muy melancólico y finalizado con un mini solo de batería que, sin embargo es una forma poco común de terminar un tema en Le Orme. Excelente.

2.-Felona.-Inmediatamente se pasa a esta placentera canción, tocada por Taglapietra con una extraordinaria soltura y en base a una armonía muy sencilla, refleja el disfrute por la vida y la alegría que se supone viven los habitantes de Felona, adornada con matices pequeños pero efectivos por parte de Tony y la percusión usada por Dei Rossi con una exactitud y cuidado extremos, cual reloj suizo, pero viviente! ésta de hecho fue ofrecida al publico como Single para el mercado italiano con un buen éxito; y con un ritmo sutil y una sensación fresca, contagia por su estructura sencilla, un sonido que parece de flauta aparece casi al final de la pieza musical , para embelesar aun más el carácter festivo que contiene. Excelente.

3.- La solitudine di chi protegge il mondo.- Una de las melodías que denotan la influencia que los músicos “clásicos” como Scarlatti o Chopin ejercen en la forma de tocar de Pagliuca, un piano lleno de majestuosidad, rebosante de notas y que acompañan de manera efectiva la breve pero eficaz línea verbal que realiza Aldo, que con su impresionante voz cargada de un dramatismo discreto y que creo envidiaría cualquier vocalista de rock Progresivo, hacen resaltar esta breve pero sin duda, vistosa creación musical , muy evocadora y fantástica, también se nota un poco de inspiración caterburiana (Mike Ratledge). Excelente.

4.- L'equilibrio.- Canción en donde Pagliuca utiliza la técnica conocida como “Muros de Sonido”, y que utilizó con gran eficacia antes, el saxofonista John Coltrane, y que, aunado al fenomenal uso de la batería de Michi y a la poética voz de Taglapietra, nos ofrecen uno de las mejores piezas del disco, que describe la relación que une a los dos mundos (Felona y Sorona) así como reflejando el uso efectivo de los sintetizadores y aunado a ello el encanto, la fantasía y una serie de versículos de estilo puramente progresivo y de rigurosa polifonía, sobre todo a partir del minuto 1:40 donde se escucha el dominio del Moog por parte de Tony para pasar inmediatamente a la utilización de un piano con notas ascendentes y descendentes, que al escucharla se embarga al oyente de un sentimiento de urgencia y de rapidez equilibrada (no por ello la canción se llama el equilibrio), para finalizar con unas delicadas notas , versos y un uso firme del silencio musical. Excelente.

5.- Sorona.- Sin duda esta es de las canciones más tristes compuestas por Le Orme. Es la descripción descarnada, desoladora , sombría y apabullante de lo que es el mundo de Sorona, (véase por ejemplo lo que ocasiona la contaminación del planeta, o la matanza indiscriminada de algunas especies animales o la hambruna y pobreza extrema en algunas partes de nuestro planeta y no estaremos lejos algún día de esta descripción!!), realmente Taglapietra hace que la fuerza trágica de su interpretación cause que uno palidezca de abatimiento y aflicción por el destino injusto de los habitantes de Sorona, y se puede respirar a través de toda la obra un olor a destrucción, dolor y muerte, y que Tony acompaña con una serie de notas musicales muy parecidas a lo que se transmite con las letras de la pieza musical,( y hacer mención que esas mismas notas servirán de base al ultimo tema del disco, pero tocadas de un modo más rápido), realmente escalofriante!! Pero aqui el grupo se encumbra hasta cotas increíbles que no volverían a hacer. Por lo que la hace seria candidata para ser la mejor canción del disco. Excelente


6.- Attesa inerte.- El sexto tema de esta obra y que con un bajo descriptivo, firme y elegante que ejecuta Aldo, nos va llevando a través de la canción , que vendría a ser la más experimental de todas, con un tiempo atonal y con una serie de disonancias por parte de Pagliuca, que alterna con el sintetizador y el ritmo acompasado de Dei Rossi , van describiendo lo que las letras, a través de la interpretación de Taglapietra , les pasan a los habitantes de Sorona (que por fin ven sus mas caros deseos realizados), y que la urgencia de la composición da a entender que algo va a cambiar… para bien o para mal. Muy Buena.


7.- Ritratto di un mattino.- Una finísima melodía en la cual, Tagliapietra nos deleita con una breve pero efectiva línea vocal que dice así traducida al español: “ la felicidad usted no puede encontrarla en si misma, sino en el amor que a los otros al día usted dará!" Con el uso del sintetizador por parte de Tony de manera muy elocuente y que alterna pasajes de gozo con pasajes de desánimo, y que demuestran que el grupo son artistas de movilidad y talento inigualable, y que tienen composiciones, como esta que son muy profundas, aunadas a una flexibilidad armónica y rítmica señaladas . Muy Buena.


8.- All'infuori del tempo.- Una delicadísima y pastoral melodía basada en dos espontáneos acordes por parte de la guitarra acústica de Taglapietra , muy parecida a Felona, pero más pausada y con un dinamismo distinto, aquí la excelsa voz de Aldo vuelve a brillar en el firmamento con la descripción de la obra que nos comunica el cambio de situación en los mundos, como Sorona empieza a “revivir” y Felona a decaer, Tony crea con el uso de sintetizadores y la maestría distintiva en él , pasajes de increíbles melodías y timbres que dan un lenguaje coloreado y elegante, y Michi tocando lo que parece un ritmo extraño dentro de la estructura musical de la canción, pero que se enlaza de manera categórica en el producto final. No hay duda que estos pasajes cuasi barrocos que crean una riqueza de sonidos, y que en este caso es con base en un ritmo franco sostenido por la guitarra, son uno de los aspectos por los cuales este disco es considerado por muchos el mejor de Le Orme, realmente es una melodía portentosa y de mística inigualable. Excelente.

9.- Ritorno al nulla.- El tema que cierra la Suite presentada por Le Orme y la más vibrante, dinámica y delirante melodía de todo el disco, y que realmente refleja lo que el titulo nos dice, un final de antología, tremendo, pomposo, y que muestran los diferentes planos sonoros , los juegos y los timbres de los instrumentos que usan, con un ritmo dominante, no dando respiro al oyente, Tony luciendo el uso de prácticamente todo su arsenal armónico, melódico y contrapuntístico, que provoca una desenfreno de música y que muestra la calidad virtuosa que siempre ha poseído en el mando de sus teclados, solo escuche usted, el principio de la canción para un ejemplo tajante. Aldo con su bajo obstinado y furioso tomando las riendas del ritmo rabioso y caótico, con sobriedad y maestría y finalmente Michi multiplicando las manos para tocar de una manera soberana, desbordante y con un ritmo machacoso, extático y colosal, (mostrando de pasada como se debe de tocar el doble bombo), que deja al oyente en estado de shock por el final majestuoso y sobrehumano. La pieza musical refleja la vuelta a la nulidad, el estado primigenio en el cual todo es uno y es absoluto (al más puro Hegelianismo), y que finalmente desde allí se vuelve a empezar, me recuerda a un agujero negro cósmico, el cual absorbe y destruye todo de manera inexorable, puntual y terminante y que hasta la misma luz la desvía, dejando todo totalmente aniquilado. Se puede afirmar que es la mejor canción del disco, realmente tremenda y no apta para el que tenga afecciones cardiacas!! Excelente.


Pues hemos analizado 34 minutos del mejor y más altísimo rock Progresivo que cualquier grupo nos ha dado y seria más que decir que esta obra conceptual es uno de los ejemplos más acabados de la música de Le Orme, y que se coloca en primerísimo plano absoluto entre aquellos grupos cuya ciencia de la instrumentación, creatividad, fantasía, genio lírico y musical solo pueden solicitar nuestro asombro y admiración.

2006 José Alberto Muñoz Flores.

Link: http://www.megaupload.com/?d=WEDRAIR1

2 comentarios:

Pol3kax dijo...

WOW MANNNNNNNN INCONSEGUIBLE !!! GRCIAS DE ANTEMANO ! JE..

DESCARGUENLO..

Adrian Marcatto dijo...

Yo no hablo espanol, pero el texto relacionado a este magnifico album del Le Orme encantou me.
Congratualiciones per su calidad!
Abrazos del Brasil!